Cuidar

Todas las madres saben… que no hay amor como el amor que sentimos por nuestros hijos, y que no hay mayor alegría que verlos sanos y felices. Este amor motiva a muchas mujeres a adoptar cambios saludables durante el embarazo o el período de lactancia, porque al cuidar tu propia salud cuidas también la de tu bebé.

Cuidar tu salud durante el embarazo es realmente importante para tu bebé. Los alimentos que consumes son los mismos que le das y el agua que bebes es fundamental para su desarrollo. Hacer ejercicio te mantiene en forma y también ofrece una dosis de oxígeno fresco a tu bebé en crecimiento. Mantener un peso sano durante el embarazo ayuda a asegurar que tu pequeño nazca con un peso saludable y que lo mantenga.

Lo mismo sucede después de que nazca el bebé, especialmente durante el período de lactancia. Los expertos en salud coinciden en que la lactancia es el mejor modo de alimentar al bebé recién nacido; de hecho, es tan bueno que sería conveniente no darle ningún otro alimento sólido o líquido durante los seis primeros meses de vida. Dado que la leche materna es el único alimento de tu bebé en estos primeros meses tan fundamentales, tu alimentación y tu salud durante el período de lactancia son tan importantes como durante el embarazo.

Muchas mujeres han pensado antes de tener hijos en tomar medidas para adoptar un estilo de vida más saludable. Tener un hijo puede ser el incentivo que muchas mujeres necesitan para decidirse a hacerlo. Esta motivación suplementaria es una gran oportunidad para dar los pasos necesarios y optar por cambios saludables.

Únete a «Juntos» en una de las ciudades del proyecto